Las 3 reglas de oro de comprar ropa vintage

vintage1.jpg

Hablar sobre el estilo vintage es hablar sobre faldas tubulares, peep toes retro y pantalones campana.

Hablar de estilo vintage también significa tomar en cuenta la visita continua a diferentes tiendas escondidas (como NeoMutatis) donde se explore el arte retro en su expresión más fashionista.

Eso sí, al ir de compras por ropa vintage hay tres reglas de oro que no debes olvidar ni pasar de lado:

1) ¿Me queda?

La ropa vintage por lo general además de tener los aires de los 60’s y 70’s (en el mejor de los casos) también tiene la calidad de tela de aquellos años. Una tela mucho más compacta, de mayor número de hilos y con una mejor y más cuidadosa confección. Eso hace que la calidad de las prendas sea mucho mejor.

Sin embargo, nunca está de más pasar por el probador antes de llevarnos algo y revisar que el entalle sea perfecto y que la tela no haya sido dañada por el tiempo ni el uso (si las prendas son de segunda mano).

2) ¡Revisar, Revisar y volver a revisar! Esta regla es la misma que la primera, solo que en un sentido mucho más preciso. Checa cada uno de los micro accesorios y detalles que llevan las prendas vintage: zippers, argollas, cierres rectos, remaches, etc.

Un cierre mal ajustado o roto, destruye el concepto original de la pieza, ya que habría que reemplazarlo por un cierre nuevo sin los detalles clásicos de los cierres vintage (un diseño grande y más metálico).

Por lo general, encontrarás que no todos estos pequeños detalles son bien cuidados en las tiendas de segunda mano, pero justamente eso te da la posibilidad de regatear al momento de pagar por la prenda.

En todo caso, si es una pieza que te gusta mucho, no dudes en revisar que esos pequeños arreglos puedan ser reparados por tu sastre de confianza.

3) Ni demasiado ni tan poco…

Las piezas vintage, no hay duda, son en un eufemismo, bastante “peculiares”… por no decir en algunos casos bastante “bizarras” y es que con el tiempo la moda cambia y lo que en los 60’s y 70’s lucía super convencional, no se ve igual 30 o 40 años después.

Eso no hace del estilo vintage un estilo pasado de moda, pero si lo convierte en un estilo bastante más arriesgado.

Por ello cuando compres piezas vintage, es importante que te arriesgues con ropa que salga de lo convencional, pero que igual represente tu look personal. Que sea atrevida, pero que tú mismo seas capaz de utilizar cuando salgas y camines por la calle.

De nada vale comprar una camisola retro si no tienes el valor suficiente para usarla en público.

Al final de todo, lo más importante es buscar y comprar ropa con la que te sientas cómodo. Recuerda que el fashionista eres tú y esa es la opinión que más importa.

Fuente: The-coveted

Imagen: LulasVintage

Tags Blogalaxia: Moda, Shopping, Vintage.

Compartir

Artículos relacionados

Compartir

13 Comentarios Dejar un comentario ›

Escribe un comentario


Visítanos en