¡Lo que esperabas! 5 tips para no sufrir con los tacones

Oh, los tacones, finos y dolorosos. Si al final de un largo día sientes los pies adoloridos -si es que aún los sientes- este post es para ti. Revisa nuestros 5 tips para no sufrir con tus zapatos.

  1. Plantillas de gel

Estas vienen en diferentes presentaciones: aquellas que cubren toda la suela del zapato, o algunas más pequeñas para puntos focalizados que suelen causar dolor, como el metatarso o los falanges. Asegúrate de que tus zapatos tengan suficiente espacio para ella.

  1. Zapatos con interior no sintético

Un interior de piel con ventilación adecuada es una de las mejores características a la hora de escoger un zapato. Tus pies transpirarán naturalmente, pero no tomarán mal olor ni se te irritarán y, ya sabes, esto trae como consecuencias callos y dolorosas ampollas.

  1. Estirar los zapatos

Existen aparatos para conseguirlo, pero si no tienes uno de ellos, puedes intentar ponerte calcetines gruesos y luego introducir tus pies en los zapatos. O también prepara bolas de papel periódico, humedécelas en agua o alcohol y mételas a los tacones. Espera que el papel se haya secado y pruébate los zapatos de nuevo.

  1. Usarlos en la justa medida

Si, por ejemplo, usas tacones para ir a la oficina, intenta llevar flats para desplazarte dentro de ella cómodamente, pero sin sacrificar tu estilo. Y, claro, ponte los tacones de nuevo para salir.

  1. Prefiere las plataformas

Algunas chicas todavía creen que las plataformas se asemejan a ladrillos rectangulares sin gracia, pero esto no es cierto. Es verdad que algunos zapatos como los creepers sí tienen plataformas de este tipo, pero existen tacones muy bonitos que te aportarán la altura que buscas de una manera delicada y sin causar tanta presión en tus metatarsos.

Prefiere este tipo de plataformas: elegantes y cómodas.

Prefiere este tipo de plataformas: elegantes y cómodas.

Evita los stilettos si vas a permanecer de pie.

Evita los stilettos si vas a permanecer de pie.

Invierte en buenos zapatos, de ellos depende tu equilibrio, la alineación de tu columna y la buena salud de tus riñones. Prefiere los de materiales no sintéticos y con buenas plantillas, que te den garantía de cambiarlos en caso no te queden tan bien como cuando te los probaste en la tienda.

 

Etiquetas : , , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

Compartir

Escribe un comentario


Visítanos en