Boda religiosa de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock: las mejor vestidas

La que se puede considerar como una de las bodas del año, titulo que comparte con el enlace de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, ha sido catalogada por muchos como un espectáculo hollywoodense, frío y artificial. A pesar de ello, no podemos dejar de destacar la esencia glamurosa que siempre ha caracterizado al Principado de Mónaco.

Y dentro de toda la “puesta en escena” del enlace de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock, no podemos dejar de mencionar el glamour de las invitadas, que convirtieron en una pasarela de moda la llegada a la celebración del enlace religioso:

  • Una vez más, la que se llevo las palmas fue Carlota Casiraghi, quien, fiel a Chanel, llevó un vestido en un tono rosa suave, con botones joya y volantes en la falda. Completo su look con un a diadema en negro que incluía un velo muy retro.

  • Carolina de Mónaco no podía faltar en la lista de las mejor vestidas en la boda del Príncipe Alberto y Charlenne Wittstock. Como siempre, llevando un diseño de la maison Chanel. También con un vestido rosa palo, de estética años 20, el cual complemento con una amplia pamela (al igual que en el enlace civil).

  • La hermana menor del Príncipe Alberto, Estefania de Monaco, eligió la sobriedad del color champagne en un vestido de talle alto y lleno de pequeños plisados. La princesa “rebelde” prescindió de tocado o sombrero.

  • El vestido rojo ideal para un matrimonio de día es este diseño de Giambattista Valli, el cual encontró en la actriz Clotilde Courau, esposa de Filiberto de Saboya, su mejor modelo. Un pequeño tocado ladeado en negro y zapatos y clutch en el mismo color, acompañaban este sencillo y elegante diseño.

  • Margarita Vargas siempre ha sido considerada una chica anticuada y sin estilo propio, sin embargo, debemos admitir que el look que llevó al enlace de Alberto de Mónaco y Charlenne Wittstock fue todo un acierto. Un vestido de Carolina Herrera (colección Pre-Fall 2011) en gris con aplique de hilos plata y pedrería, peep-toes y clutch nude, y un espectacular tocado ladeado.

  • Guapísima Marie de Dinamarca con un vestido de raso en un favorecedor tono esmeralda, y un atrevido tocado en oro suave con una gran flor. Muy en contraste con el “terrible” chaleco del Príncipe Federico.

  • La siempre sonriente Máxima de Holanda también se decanto por los colores alegres, y eligió un vestido en color mostaza con plisados diagonales y una gran flor en el hombro. Ella fue otra de las que opto por la clásica elegancia de la pamela.

Imágenes: Bekia, Hola, Vogue.

Etiquetas : , , ,

Compartir

Artículos relacionados

Compartir

Acerca del autor

Escrito por Gloria Casaretto

Ciudadana del mundo. Compagino mi vida de estudiante y madre con escribir acerca de mis pasiones: la moda, la decoración y las cremas y cosméticos.

Escribe un comentario


Moda

Visítanos en